Páginas vistas en total

domingo, 31 de marzo de 2013

DON ROSALES Y LAS COSAS DE LA VIDA

La filatelia Argentina, recuerda en marzo de 1957, el centenario de la
muerte del Almirante Guillermo Brown, y entre sus sellos, el de valor
un peso a dos Héroes de la Patria, estos son LEONARDO ROSALES
y TOMAS ESPORA .  (GJ 1079)

             

LEONARDO ROSALES
Coronel de Marina de la República Argentina, Benemérito de la Patria en
grado heroico, guerrero de la Independencia, de las guerras civiles y del
Brasil, condecorado con la medalla de Montevideo y el escudo de Juncal.

BREVE HISTORIA 
Hijo de padre gallego y madre criolla nace el 5 de noviembre de 1792 en la
Ciudad de Buenos Aires.
Estudió gramática latina en el Colegio de San Carlos.

SU CARRERA COMO MARINO
Ingresó a los 20 años 1812 como marinero tripulante de los botes corsarios
del estado Nº 1 y 2.
A los 22 años a la Armada Nacional en la sumaca Santísima Trinidad
como Cabo artillero, luego Sargento artillero en 1814.
1816 Subteniente de Marina
1818 Teniente de Marina
1819 Solicitó la baja.
1820 Nueva alta como subteniente graduado
1820 Baja por orden del gobernador Sarratea
1821 Nueva alta como Subteniente Graduado
1821 Ascenso Teniente Efectivo luego Capitán Graduado.
1826 Ascenso a Capitán Efectivo.
1827 Ascenso Sargento Mayor Efectivo.
1828 Ascenso Teniente Coronel Efectivo.
1829 Ascenso Coronel de Marina
1830 Pasa a retiro con media paga de su sueldo.

             
                                                       CORONEL DE MARINA
                                                        LEONARDO ROSALES

COMBATES Y CAMPAÑAS DE GUERRA EN QUE PARTICIPO

Combate Naval de Arroyo de la China, Bloqueo a Montevideo, Combate
Naval del Buceo y de Montevideo, Combate Naval de Punta Collares,
Combate Naval de los Pozos, Combate Naval de Quilmes, Combate Naval
de Juncal, Combate Naval de Punta Lara, Campañas Fluviales y Guerras
Interprovinciales.

COMBATE NAVAL DE MONTEVIDEO

COMBATE NAVAL DE JUNCAL

           
                                LA FILATELIA ARGENTINA LO RECUERDA
                                EN ESTOS OTROS DOS SELLOS EL BERGANTIN
                                BELGRANO Y LA GOLETA SARANDI, POR EL
                                COMANDADAS.
                                       
SON LAS COSAS DE LA VIDA.....
En 1830, totalmente reñido con la política imperante en Buenos Aires a cargo de
Juan Manuel de Rosas, es dado de baja en la marina al entregar armamento a
fuerzas de Lavalle y decide establecerse en la localidad de Las Vacas, próxima a
la Ciudad de Carmelo, República Oriental del Uruguay.

SIRVAME OTRO GINEBRON PULPERO !!......
Restalló la voz aguardentosa del parroquiano. Y el patrón, bajo, ancho de espaldas
y con maciza y canosa testa, llenó hasta el borde el vaso del ebrio.
En la pesada siesta, las cigarras chirriaban entre la sauzaleda de la costa del Carmelo,
allí donde el Arroyo de las Vacas se vierte en el Uruguay.
La modesta pulperia, parecía un atalaya, con su bandera blanca al tope, ya que el
patrón no había querido ponerla roja, como se estilaba por entonces en el Buenos
Aires que le viera nacer.
Un muchacho descalzo llegó chapaleando la fina arena de la calle:
Dice mi mamá que le de un rial de yerba y azúcar, don Rosales.
Si el pulpero era LEONARDO ROSALES, Coronel de la Marina de la República
Argentina.

EPILOGO
El 20 de mayo de 1836 fallece, en su agonía había transmitido a un amigo,
palabras que eran el testamento de un hombre de bien, de un marino y de un
patriota " Eduardo, no te aflijas por mi, que después de un año de padecimientos,
voy a dejar de sufrir, sintiendo haberme desprendido por la necesidad, hasta
de mi espada y mis escudos de Montevideo y Juncal, con los que hubiera 
deseado adornarme ahora, como lo hacía en los peligros... pero que se cumpla
mi destino.......Y reserva tus lágrimas para cuando muera la Patria, porque su
humillación y su barbárie es lo único que le es permitido llorar al soldado del
orden."   


Fuentes consultadas:
estudiantesargentinos.blogspot.com
Carlos E. Rucci para el sextante (Abril 1999)
 


                         







No hay comentarios:

Publicar un comentario